Cómo participar en un concurso literario

Cómo participar en un concurso literario. Lupe Redón

Participar en concursos literarios es una opción muy interesante para las personas que escriben. Más allá de ofrecer la consecución de un premio, la participación puede constituir un recurso. Aunque no existe una fórmula mágica que garantice el éxito de una obra, sí hay factores esenciales para presentarla a concurso. Aquí encontrarás una reflexión personal sobre algunos de ellos.

 

La elección del concurso

 

Son muchas las páginas web que publican información sobre concursos literarios; resulta bastante sencillo encontrar concursos vigentes. Sin embargo, es recomendable valorar diferentes aspectos antes de presentar una obra.

 

Empieza por clarificar tus objetivos. Una compensación económica siempre es muy tentadora, pero tendrás que ser realista en cuanto a tus posibilidades y a la calidad de tu obra. Si tu prioridad es darte a conocer como escritor o conformar tu currículum literario, te interesa un concurso que ofrezca la publicación y la difusión de una cantidad considerable de obras. Analiza lo que puede ofrecerte cada concurso y selecciona el que más se ajuste a tus objetivos.

 

Hay escritores que buscan concursos que se adapten a lo que ya tienen escrito, y así evitan que las bases interfieran en la creación de su obra. Otros prefieren escribir una obra a medida después de elegir el concurso, de modo que puedan ajustarse por completo a las bases. No hay una opción que sea mejor o peor, y tampoco es necesario que un escritor siga siempre el mismo patrón. Pero, más allá de la opción elegida, es importante conocer la entidad que convoca el concurso. Investiga su labor y sus intereses; es otra forma de descartar convocatorias y elegir el concurso más apropiado.

 

El cumplimiento de las bases

 

Cada concurso tiene unas características propias. Además de cumplir los plazos de entrega, es necesario seguir las bases indicadas al pie de la letra. Los requisitos que tienen que ver con el autor son la edad, el sexo, la nacionalidad, la posibilidad de firmar con seudónimo… Algunas veces también es necesario adjuntar un historial literario (logros anteriores, publicaciones, colaboraciones, proyectos…) o declaraciones juradas sobre la autoría. Nunca pases por alto la presentación de estos documentos adicionales.

 

En las bases, sobre todo, suelen concretarse condiciones referidas a la obra. Ten en cuenta que en algunos concursos será obligatorio adaptarte al género y al tema propuesto. Aunque el tema sea libre, intenta presentar una obra que, de alguna manera, atienda a los intereses de la entidad convocante. Si sus intereses son afines a los tuyos, tendrás la oportunidad de escribir sobre algo que te motive y te guste. Respeta la extensión y el formato del texto (fuente y tamaño de la letra, interlineado, márgenes, paginación...), comprueba si solo se admiten obras inéditas o también publicadas, verifica si están permitidos los envíos simultáneos a otros concursos y cíñete al modo de presentación (correo postal o electrónico, número de ejemplares...).

 

Recuerda que la mayoría de concursos están sujetos al sistema de plica; un archivo aparte con los datos del autor que permite preservar la autoría hasta después de emitirse el fallo. Asegúrate de lo que ocurrirá con tu obra tanto si obtienes un premio como si no, ya que en ambos casos puede verse afectada. Algunas entidades se reservan el derecho de guardar y utilizar todas las obras presentadas. Y es bastante frecuente que sea obligatoria la asistencia a la entrega de premios para conservar el galardón de finalista o ganador. Valora si te interesan las condiciones pautadas y si estás dispuesto a cumplirlas.

 

La consideración del jurado

 

Considera la lectura de tu obra como un trabajo, ya que no irá dirigida a un lector corriente. El jurado dispone de un tiempo limitado para evaluar todas las obras y emitir un fallo. Es probable que en la primera criba esté deseando encontrar un motivo que le permita descartar el máximo número de obras. En principio, desconoce tu cualidad de escritor y no va a recrearse de forma especial con tu escrito. Si lo presentas el último día del plazo, es posible que haya leído ya tantas obras que ni siquiera tenga el mismo interés por la tuya. Intenta facilitar su labor y encuentra la forma de llamar su atención.

 

El título de la obra es lo primero que va a leer el jurado. Un título que no diga nada sobre la historia, o se limite a la temática del concurso, es suficiente para descartar la obra de entrada. Busca un título que sea sugerente y concreto. Un inicio impactante es otra forma de llamar la atención del jurado. Conviene que la temática y el estilo de la obra estén representados en los primeros párrafos. Para mantener el interés por tu escrito, también puedes apostar por un final inesperado. Pero recuerda que debe ser congruente con el resto de la historia. No eches a perder un buen texto con la última frase.

 

El registro de la obra

 

Es recomendable que registres tu obra antes de presentarla a un concurso literario. No está de más ser un poco precavido por si tuvieras algún problema con la autoría. Lo más seguro es registrar la obra en el Registro de la Propiedad Intelectual. Pero, si prefieres una opción gratuita, puedes registrarla en la web de SafeCreative. Algunos autores también utilizan su correo electrónico para mandarse la obra a sí mismos. De esa forma es posible conservar otra prueba de la fecha en la que tenías en tu mano el escrito.

 

La presentación de la obra

 

No es necesario, ni apropiado, que decores tu obra. Pero es fundamental que la presentación sea impecable. En los envíos por correo postal, cuida los detalles de las copias impresas. Es una muestra de poca profesionalidad incluir hojas rotas, desordenadas o mal encuadernadas. Y, por supuesto, entrega un texto corregido; sin faltas de ortografía, incoherencias tipográficas o errores gramaticales. Las erratas son una pésima carta de presentación, y pueden animar al jurado a descalificar tu trabajo.

 

Además de cuidar la presentación y corregir las erratas, haz una revisión minuciosa de todo el texto. Asegúrate de que has incluido la información relevante para facilitar su comprensión. Dedícale a cada frase el tiempo que se merece; reescribe tantas veces como sea necesario para encontrar la forma adecuada de comunicar lo que quieres. Evita las ideas que no le aporten nada a tu historia y elimina todo aquello que solo sirva para rellenar los renglones. Deja pasar un tiempo, toma distancia con la obra, y después realiza una última lectura en voz alta. Te ayudará a decidir si está lista para ser presentada.

 

El registro de los concursos

 

Si vas a participar en varios concursos literarios, lo aconsejable es seguir un registro. Es posible que necesites saber con exactitud algún aspecto de tu historial como concursante. En algún momento será importante que puedas consultar qué obras presentaste a cada concurso, cuál era la entidad convocante, las fechas de entrega y de publicación de los fallos, los premios, las condiciones… No solo es una forma de comprobar tu evolución como escritor; te servirá para conocer tus posibilidades y planificar tus posteriores concursos.

 

La confianza y la persistencia

 

Son incontables los factores que pueden llevar al jurado a decantarse por una obra concreta. De alguna manera, el resultado de un concurso literario depende de unas preferencias que son subjetivas. Es muy probable que te presentes a muchos concursos y no ganes ninguno. Pero recuerda que no solo es una cuestión de talento; el azar juega un papel importante. Aunque no obtengas un premio por ella, confía en la calidad de tu obra. Sé persistente y nunca te rindas. Aprovecha cada oportunidad para aprender y crecer. Convierte la escritura en un hábito y, si te ayuda a seguir escribiendo, construye tu propio historial de concursos.

 

¿Has participado en algún concurso literario? ¡Me encantaría conocer tu experiencia!

 

Etiquetas: Concursos literarios, Escritura creativa, Literatura breve

Escribir comentario

Comentarios: 0
Facebook Lupe Redón. Escritora y correctora de textos.
Linkedin Lupe Redón. Escritora y correctora de textos.
Twitter Lupe Redón. Escritora y correctora de textos.