El encargo en la corrección de textos

 

En el ámbito de la corrección de textos, como en otros oficios, es fundamental la cooperación entre el profesional y el cliente para acordar un encargo y abordarlo de forma eficaz. Esta cooperación le permite al corrector, por una parte, elaborar un presupuesto acertado del proyecto de corrección y, por otra parte, garantizar el mejor resultado y la satisfacción del cliente.

 

La evaluación de los materiales

 

El corrector necesita evaluar los materiales para inferir el tiempo de trabajo que supone el encargo. El primer paso es calcular el volumen del texto. Generalmente, los correctores calculan el volumen de trabajo en matrices. Esta unidad de medida equivale al número total de caracteres, incluyendo los espacios, que tiene un texto. Los documentos en soporte informático facilitan el recuento exacto de matrices. En papel, el recuento es aproximado; se obtiene a partir de una página modelo representativa del documento. Además de conocer el volumen del texto, el corrector necesita ver el texto completo o, al menos, una muestra representativa del mismo para valorar su estado y el nivel de intervención que requiere. También es importante que el cliente le comunique el soporte y el formato en el que tiene que corregir (papel, Word, PDF, etc.), ya que el procedimiento será distinto según el caso.

 

La previsión temporal del proyecto

 

Una corrección de calidad requiere tiempo y concentración. No es aconsejable establecer unos plazos de entrega que impliquen realizar más de seis horas efectivas de corrección al día. Los correctores utilizan otra unidad de medida, las páginas de corrector, para hacer la previsión temporal del proyecto. Una página de corrector equivale a 2100 matrices, de modo que, dividiendo el número total de matrices entre 2100, se obtienen las páginas de corrector del documento. A partir de esta cifra es posible inferir las horas necesarias para corregir el texto, ya que cada corrector calcula la previsión temporal según las páginas de corrector que corrige por hora. Esta previsión no se corresponde con el tiempo real de trabajo; corregir también implica consultar dudas, añadir unificaciones, redactar una hoja de notas, etc. De ahí la importancia de evaluar otros aspectos de los materiales para hacer una previsión temporal realista.

 

La elaboración del presupuesto de corrección

 

La elaboración de un presupuesto de corrección depende de la evaluación de los materiales y de la previsión temporal del proyecto. Para elaborar un presupuesto acertado es indispensable analizar las particularidades del encargo y hacer una previsión temporal realista. El corrector, además de valorar las necesidades del texto y de calcular el tiempo aproximado que le costará corregirlo, debe tener en cuenta las indicaciones del cliente y los criterios a los que tendrá que ajustarse. Antes de presupuestar un encargo, debe valorar, por una parte, su disponibilidad y, por otra parte, los servicios y las fechas de entrega que requiere el cliente. Es crucial reflejar en el presupuesto especificaciones para los encargos con carácter de urgencia o que haya que realizar en fines de semana y días festivos, ya que conllevan un incremento del coste. En el presupuesto también se incluyen las condiciones de pago y de cancelación del servicio.

 

La entrega del encargo y la valoración del cliente

 

Además del documento corregido, el corrector le entrega al cliente una hoja de notas donde constan las correcciones, las normalizaciones y las unificaciones que ha realizado. Lo común es incluir comentarios adicionales sobre aquellas cuestiones que deben ser revisadas de forma especial. El cliente siempre conserva una muestra original de su documento y, por supuesto, puede aceptar o rechazar las intervenciones. Si no está satisfecho con el resultado, dispone de un plazo preestablecido para solicitar una segunda revisión. En el caso de que presente reclamaciones coherentes y justificadas, esta revisión no tendrá coste alguno. La misión del corrector no se reduce a entregar el encargo dentro del plazo acordado, ya que asume un compromiso de calidad al presupuestar el proyecto. En cualquier caso, debe comprobar el grado de satisfacción del cliente y hacer lo posible para garantizar el mejor resultado.

 

¿Tienes alguna duda sobre el encargo en la corrección de textos? ¡Me encantaría resolverla!

Escribir comentario

Comentarios: 0
Facebook Lupe Redón. Escritora y correctora de textos.
Linkedin Lupe Redón. Escritora y correctora de textos.
Twitter Lupe Redón. Escritora y correctora de textos.